¡Just Do It carajo!

¡Hágale pues mijo… que no lo deje el tren!

Manhattan Bridge by Andres Rubiano

Así como leyeron y profesa el conocido refrán de la marca Nike: “Just Do It” o sus similares en español colombiano, hágale pues, muévase mijo, qué espera hermano o lo veo joche.

Llevo varios añitos viviendo en Nueva York y, con vergüenza en el rostro, tengo que reconocer que aún hay lugares de esos a los que todo el mundo va a tomarse fotos y que aún no me he dignado en ir a conocer. ¡Qué pena!

Desde mucho antes que llegara a esta ciudad siempre había querido ir al área de Dumbo, la veía en fotos, películas, programas, etc., pero pasaron 5 años para tomar la verraca decisión de ir… ¿Por qué?

Podría sentarme a pensar y decir miles de excusas… que la universidad, que el trabajo, que la distancia, que el tiempo, que esto y que lo otro… Pero estaría tratando de encarretarlos con puras falacias sabiendo que la verdad es muy sencilla: siempre pensaba en que lo podría hacer mañana y no tomaba acción.

Manhattan Bridge by Andres Rubiano

Bajo el Manhattan Bridge.

Sé que el ejemplo puede resultar medio chimbo para algunos, pero la realidad es que esa falta de tomar acción en nuestras vidas en cosas “pequeñas” e “insignificantes” puede verse reflejado a escala mayor en los sueños o metas que tenemos para nuestro futuro.

Todos los días contamos a la gente nuestras frustraciones sobre el trabajo, relaciones personales, situación económica, etc., pero muy pocas veces somos consientes de que los únicos que podemos cambiar esas situaciones somos nosotros mismos.

Loco Cycle en Manhattan Bridge

Con Llaveria dando lora en Dumbo.

¿Está mamado de no tener billete?, ¿qué está haciendo para cambiarlo? ¿Está mamado del trabajo que tiene?, ¿qué está haciendo para cambiarlo? ¿Está mamado de estar gordo?, ¿qué está haciendo para cambiarlo? ¿Está mamado de su vida?, ¿qué está haciendo para mejorarla?

Seguro, hay circunstancias en la vida en las que es muy difícil tomar una decisión inmediata y debemos comenzar con esos pequeños pasos que poco a poco nos lleven a donde queremos. ¿Cuánto puede tardar? Lo que sea necesario, pero si nunca damos ese primer paso lo único seguro es que nunca llegaremos.

Dejamos que la rutina nos absorba y nos consuma, dejando de vivir experiencias y oportunidades que solo llegan cuando decidimos salir de nuestra zona de confort.

Una mañana de jueves, con Naty nos levantamos súper temprano. Bicicleta, casco, botella de agua y pa’ la calle… Sí, nos gastamos todo el día, llegamos con la lengua afuera, el almuerzo estuvo maluco y casi nos toca orinarnos en la calle un par de veces, pero ahora tenemos memorias que contar sobre el día que fuimos a Dumbo.

Naty Zabala y Andrés Rubiano

Una selfie para el recuerdo… ¡Nótese mi risa fingida que no engaña a nadie!

Nos dejamos consumir por la monotonía pero siempre hay algo nuevo por descubrir. Las oportunidades y experiencias están ahí… Todas las que queramos. Solo hay que dar ese primer paso… y como decía en un principio: ¡Just Do It carajo!

Previous Post
Señores, ¡hablemos de fútbol!
About the Author

Andres Rubiano

Apodado desde muy temprana edad como Andrés Felipe. Es originario de las salvajes tierras bogotanas (Colombia) en donde fue criado con arroz, papa y carne para convertirse en un muchacho prodigio de… bueno, aún no sabemos, pero para algo bueno debió ser enviado a este mundo. Desterrado de su tierra, buscó refugio en las frondosas […]

Comentarios