A sus 43 años, este hombre desciende una montaña a 167 kilómetros

Markus ‘Max’ Stöckl, de 43 años, rompió el récord de velocidad en descenso sobre bicicleta.

Markus ‘Max’ Stöckl
Markus ‘Max’ Stöckl

Cuando se habla de locuras hechas deporte no hay nadie mejor que Red Bull para lograrlo. Esta vez, la tarea era romper el récord de velocidad en descenso sobre tierra hecho en una bicicleta.

El lugar, las áridas montañas del desierto chileno de Atacama. El protagonista, el legendario ciclista de velocidad austriaco Markus ‘Max’ Stöckl. El objetivo, despedazar el récord de 164.95 kilómetros por hora establecido en el 2011 en un volcán de Nicaragua por él mismo.

Y aunque para muchos resulte una locura, pues en su intento podría haber perdido la vida, este campeón no se amedrentó ante el reto a sus 43 años de edad y dejó en claro que bolas no le hacen falta.

A 4,000 metros de altura, en un descenso de 45 grados, este europeo necesitó 11 segundos para destruir su marca y dejar un no despreciable registro mundial de 167.6 kilómetros por hora. ¿Nada mal?

Las imágenes no pueden ser más espectaculares. Durante los 650 metros de su recorrido, que parecen ser muchos menos por la increíble velocidad que alcanza, el pulso de Markus se acelera hasta llegar a las 169 pulsaciones por minuto. Y no es para menos, pues hasta yo, estando tan solo frente a la pantalla de mi compu, tuve que pararme por un vaso de agua luego de verlo en su bicicleta al filo de romperse la madre.

Pero señores, antes de intentar hacer cualquier demencia en la loma más cercana de su casa recuerden que la seguridad es primero. A pesar de que para el descenso se usó una bicicleta de montaña sin ninguna modificación especial, Max tuvo que llevar un traje especial para su protección.

Sí, yo también me pregunté el por qué del traje rojo de látex, pero resulta que el peculiar modelo tenía un sistema de airbags para su protección en caso de una caída. Aunque, ¿no lo tendrían en negro?

Por supuesto, el casco también fue diseñado para la ocasión.

167.6 kilómetros por hora resulta una velocidad casi impensable para un bicicleta, pero no es lo más rápido que Max ha logrado llegar. En el 2007 impuso un récord superior descendiendo en nieve, cuando logró alcanzar 207 kilómetros por hora. Me pregunto, ¿qué pensará su familia sobre su poco ortodoxa profesión?

Fotos: Red Bull Content Pool

Previous Post
¿Qué hacer en Nueva York durante esta semana? Te lo contamos
Next Post
Lo mejor de esta semana de febrero en Nueva York
About the Author

Andres Rubiano

Apodado desde muy temprana edad como Andrés Felipe. Es originario de las salvajes tierras bogotanas (Colombia) en donde fue criado con arroz, papa y carne para convertirse en un muchacho prodigio de… bueno, aún no sabemos, pero para algo bueno debió ser enviado a este mundo. Desterrado de su tierra, buscó refugio en las frondosas […]

Comentarios